¿Se puede mejorar el comportamiento de nuestros hijos?

El ambiente familiar está muy ligado al comportamiento de nuestros hijos y nuestras reacciones ante los mismos.  Pero lo que muy pocas veces vemos es que nuestros hijos se comportan de manera inadecuada porque no saben que comportamiento esperamos de ellos.

Por eso es para mejorar el comportamiento de nuestros hijos es necesario establecer expectativas en casa. Decirles a nuestros hijos que comportamientos esperamos de ellos. Así toda la familia manejara que es adecuado e inadecuado. A estás tienen que ir ligadas a recompensas y consecuencias.

Las expectativas deben ser:

  1. Positivas: Las frases deben estar libres de “No”. Por ejemplo: “Pedir permiso para salir a jugar”, “Escuchar cuando mamá y papá están hablando”, “Compartir mis juguetes”.
  2. Claras y concisas: Se ofrece un sentido de estructura, al ser fáciles de entender.
  3. Deben ser mínimo 4 – máximo 10: De esta manera no se vuelven confusas ni restrictivas. Y nos enfocamos en lo importante.
  4. Visibles: Para recordar en todo momento el comportamiento que se espera en clase.
  5. Consistentes: Deben ser siempre las mismas expectativas. Si se cambian debe ser respetando los aspectos anteriores y presentárselas a nuestros hijos.

Algunos ejemplos de expectativas en casa:bmk

  • Mantener su cuarto ordenado
  • Decir buenas palabras
  • Respetar a papa, mama y mis hermanos
  • Realizar mis deberes escolares
  • Lavarme los dientes después de cada comida
  • Lavarme las manos antes de comer y luego del ir al baño
  • Ir a dormir a las …
  • Resuelvo los problemas hablando.
  • Doy buenos consejos a mis hermanos y amigos.
  • Limpio lo que ensucio sin que me lo digan.
  • Digo la verdad aunque no sea fácil.

Las consecuencias tienen el objetivo de motivar el buen comportamiento de los niños, al ser claras, coherentes, equitativas y justas. Y al igual que las expectativas estás deben ser enfocadas en lo positivo.

Deben ser progresivas. Esto quiere decir que primero se debe llamar la atención verbalmente, luego reflexionar sobre el comportamiento que está teniendo y por último definir la consecuencia, la cuál debe ser coherente con la expectativa que no alcanzo y consistente. Si hoy tuvo una consecuencia por no hacer su cama, mañana si no cumple con la misma expectativa deberá tener la misma consecuencia.

6e21b939cb35426cdd1ea30f7865a8e6Al igual que las expectativas y consecuencias, las recompensas deben ser consistentes y coherentes con la expectativa cumplida y deben estar establecidos con anterioridad.

Algunos ejemplos que pueden poner en práctica son:

  1. Calcomanías o sellos especiales.
  2. Almorzar su comida favorita.
  3. Jugar por una hora su juego favorito.
  4. Tener un día de mamá y/o papá especial.e4a104984a8d213f41dbcdbec02e2628
  5. Elegir una actividad para toda la familia.

Para recordar:

  • Las expectativas, consecuencias y recompensas deben establecerse con prioridad y darlas a conocer.
  • Estas funcionaran si son aplicadas consistentemente. Si las aplicamos un día si y un día no, estás no tendrán los resultados que esperamos.
  • Nuestros hijos no son malos, tienen comportamientos que no alcanzan las expectativas. Así que cuando definamos una consecuencia debemos tomar en cuenta esto y en ningún momento hacerlos sentir mal o que son unos niños malos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s