¿Cómo enseñar responsabilidad a nuestros hijos?

Nuestros hijos desde que tienen 3 años de edad pueden empezar a ayudar en las tareas de la casa. ¡Hacer trabajos simples les traerá una gran satisfacción de ayudar en la familia!

Algunos beneficios de que nuestros hijos tengan quehaceres en la casa son:

lectura-infantil-leer-escribir

  • Autoestima: Se sienten orgullosos de haber realizado un buen trabajo. “Soy importante porque tengo un trabajo que hacer”.
  • Unifica los lazos familiares: “Hacer el trabajo en familia realmente nos ayuda a mantenernos como una familia”
  • Ética de trabajo: El trabajo duro trae satisfacción interna (orgullo) y satisfacción externa (recompensa).
  • Responsabilidad con otros: “Mi trabajo es importante porque otros cuentan conmigo”.

Esa satisfacción interna es la que ayuda a construir en nuestros hijos la responsabilidad sobre su casa, su ética de trabajo y su autoestima como parte de la familia.

Estos son algunos quehaceres que desde los 3 años pueden realizar:

  • Quehaceres relacionado con la mascota de la familia: “Tenemos el compromiso de cuidar a nuestras mascotas. Son parte de nuestra familia”. Alimentar al gato, darle agua al perro, sacar a pasear a nuestra  mascota (junto con mamá/papá), limpiando pequeños desórdenes con un cepillo y una pala para recoger.
  • Ropa: “Todos usamos ropa en nuestra familia. Necesitamos mantenerla limpia y en orden”. Poner la ropa en la lavadora, clasificar los calcetines en la cama de mamá y papá, poner la ropa sucia en el cesto.
  • Comidas: “Hay mucho trabajo para poner en orden el comedor. Y vos podes ayudar.” Puede poner los cubiertos y servilletas, limpiar la mesa después de la comida (usando toallitas húmedas), barrer las migas con la pequeña escoba y recogedor, poniendo los materiales reciclables en el contenedor adecuado, revolviendo las ensaladas.
  • Afuera: “El mantenimiento es importante para nuestra casa y nuestro carro, los hace ver bien” Sacar las malas hierbas, limpiar las ventanas del carro, poner en bolsas las hojas, fregar cosas como azulejos.

Siempre recuerda empezar despacio y no esperar la perfección. Los niños siempre disfrutan ayudar con naturalidad tanto como los adultos, recuerda siempre:

  1. 7d1beaef6eb82e2a926d856a8d7f2483No esperes la perfección: Las ventanas pueden no quedar lo suficientemente limpias, (créeme de verdad no lo quedaran al principio). Respira profundamente y luego déjalas tan limpias como quieras. Nunca las arregles delante de tus hijos. Si lo haces nunca querrán hacerlo nuevamente.
  2. Practica tu paciencia: El trabajo se dilatará mucho más tiempo en ser completado, ten paciencia y deja que ellos lo hagan.
  3. Déjalos usar herramientas especiales de limpieza: plumeros, aspiradoras, lavadoras son emocionantes para usarlas. Ellos no podrán esperar que sea momento de realizar la limpieza para utilizarlas.

Deja que esta sea una experiencia de aprendizaje para tus hijos y para vos. Dales la oportunidad de demostrar cuán maravilloso es ayudar. Sé que es más fácil decir “lo haré yo mismo” algunas veces. Pero cuando tienes tiempo, deja que tus hijos lo intenten. No te arrepentirás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s