6 pasos para ayudar a tus hijos a superar un corazón roto

El amor es maravilloso y mucho más el amor adolescente. Que viene cargado de nuevas emociones, grandes descubrimientos sobre nosotros y sobre esa persona amada, locura; pero muchas veces viene acompañada de sufrimiento. Y aún es más difícil para amores perros: nosotros ver sufrir a nuestros hijos por desamor.

Haber experimentado un “corazón roto” nos ayuda a tener herramientas necesarias para ayudar a nuestros seres queridos a pasar la hoja. Así que usa tu experiencia para una buena causa y ármate de paciencia para ayudar a tus hijos a pasar esta prueba.

  1. Ten en cuenta que lo que más necesitan tus hijos en este momento es alguien que lo escuche. La verdad no habrá nadie mejor que un padre o un madre para ser ese hombro en el cual desahogarse. No los presiones para que te cuenten, ve con calma y deja que ellos te hablen a su ritmo.
  2. No juzgues las razones por las que la relación terminó. Cuando se es jóven siempre tienden a encontrar justificar y hallar razones para sufrir, y en ocasiones encontramos la excusa perfecta para sentirnos culpables o culpar a la otra persona por lo que pasó. Por esto lo mejor es asumir una posición neutral, hablarles con amor, ayudarles a que comprendan que la cosas a veces no salen bien y no siempre suceden como uno quisiera.
  3. Ayúdale a distraerse. No hay nada más que frustre a un adolescente que pasa por esta situación que estar en su casa lamentándose de lo que pasó. Sal con él a caminar, realizar compras o cualquier otra actividad que lo saque de ese estado mental de sufrimiento. Muéstrale que el mundo no se ha acabado y que hay miles de posibilidades que puede disfrutar cuando quiera.
  4. Comparte tu experiencia. Recuerda algún momento de tu vida en el que vivieras algo parecido y cuéntale a tu hijo cómo lo superaste. Lo importante aquí es que le ayudes a darse cuenta que aunque en este momento sienta que el mundo se le vino encima, siempre el dolor pasara y va a tener otras oportunidades de conocer a la persona correcta.
  5. Guarda silencio, dale su espacio y tiempo. Llegará un momento en el que no quiera saber nada de nadie, y lo único que quiere es estar solo. No te preocupes, todos necesitamos un momento de soledad para reflexionar, crecer y superar los obstáculos.
  6. Recuerda que el tiempo sana todas las heridas. Recuerda el dicho queTema de fondo: ¿Cómo hablarle a los adolescentes? - Familia - Temas del día - Estilo de Vida | Teletica: dice “No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista”. La vida nos enseña a ser más fuertes a medida que vamos creciendo. Y si hoy algo nos duele mañana será de gran enseñanza.

Ser padres y madres no es una tarea fácil. Ayudale a tu hijo a ver que ningún dolor dura para siempre si sabe tomar las decisiones correctas. Y sobre todo que estamos en este mundo para ser felices, no para sufrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s