¿Cómo explicarle la muerte a nuestros hijos?

Explicarle a un niño lo que significa la muerte, nunca ha sido un tema fácil de hablar. Sobre todo porque en el momento que tenemos que conversar sobre la muerte es porque alguna persona cercana a nuestros hijos ha fallecido.

Estas explicaciones siempre deben estar acorde las edades de nuestros pequeños.

Cuando alguien muere, no está “dormido”.

Al referirse a una mascota o persona muerta como si estuviera “dormida” podemos causarle a nuestros hijos el temor por quedarse dormidos y no poder despertar luego. Los niños tienen una mente súper imaginativa, ¡es parte de ser niños! por esto debes explicar adecuadamente lo que está sucediendo. 

Sweet Indian baby with big eyes lying in parent's arms and being fed with baby bottle.

 

También es posible brindarles una explicación, en dependencia de nuestras creencias. “Si crees en el  cielo, la explicación que les demos a nuestros hijos podrá ir relacionada a lo que le pasa a nuestra alma.” Pero siempre es importante que los niños entiendan que el cuerpo no seguirá “trabajando” más.  

Entender lo definitivo de la muerte es crucial para el proceso de los niños.

Durante un proceso de duelo, a uno de mis colegas un niño le dijo que “no conocía a nadie que hubiera muerto, pero sabía que su abuela había tenido un ataque al corazón”. Lo que pasó aquí fue que sus padres nunca le explicaron que su abuela había muerto después de sufrir un ataque al corazón.

Recordemos que para nuestros hijos la muerte no es un tema que conozcan como nosotros. Ellos están iniciando este aprendizaje. Necesitan más explicaciones.

Funciona establecer algunas diferencias entre los tipos de muerte y algunas enfermedades.

La diferencia podría estar entre elegir y no la muerte, o entre una enfermedad contagiosa y otra no. Decirles “hay algunas personas que eligen matar a alguien más, pero nadie elige tener cáncer”.

Por ejemplo hay muchos casos en donde un familiar ha muerto en algún accidente de tránsito hay que explicarle a nuestros hijos que no siempre que vayan en un carro van a tener un accidente y que no siempre un accidente te lleva a la muerte. Así como explicarles que los ataques al corazón y el cáncer no son contagiosos.

Acá algunas formas de cómo explicar algunas enfermedades a nuestros niños.

Ataque al corazón: es cuando tu corazón deja de trabajar y ya no puede mover la sangre a través de tu cuerpo.

Fallo de riñones: es b641578e74209e8116886eddbad1f814cuando nuestros riñones- que son las máquinas que lavan nuestra sangre- dejan de trabajar, tu sangre se pone sucia y es como un veneno para nuestro cuerpo.

Sobredosis: es cuando tienes una enfermedad en el cerebro llamada adicción y hace que tomes medicina que no es buena y tomas mucho de ella- pero no todas las medicinas son malas para vos.

Asesinato: es cuando alguien decide que un cuerpo no trabaje más.

Suicidio: es cuando tu eliges que tu propio cuerpo deje de trabajar – algunas veces una enfermedad en tu cerebro llamada depresión puede hacer que desees que tu cuerpo deje de trabajar.


Empieza a hablarle a tus hijos sobre la muerte tan pronto como sea posible. Es más fácil explicar la muerte que la muerte de un ser querido.

Como padres es normal que quieran proteger a sus hijos de la idea de morir, pero la muerte es parte natural de la vida y es importante que nuestros hijos comprendan. Cuando nuestros hijos empiezan a preguntar de dónde vienen los bebés, es una oportunidad para hablar sobre nuestro nacimiento y la muerte.

Y si tu hijo no quiere hablar al respecto, insinuales y retalos de alguna manera: “algunos niños están satisfechos con las respuestas básicas, pero otros tienen más preguntas”. Toma tiempo para un niño procesar cuando alguien se va, muchas preguntas le vienen a la mente. Así que las preguntas podrían venir a lo largo de las semanas siguiente a la muerte de alguien mucho más que en el momento de la muerte. Déjale saber a tus hijos que pueden preguntarte lo que sea y que estarás dispuesto a contestarle.

Y si te preguntan “¿Qué pasará si tú mueres?” diles que alguien que los ama mucho cuidara de ellos.

A una edad temprana, nuestros niños piensan mucho acerca de sí mismos. Si tus hijos te preguntan, diles que van a hacer todo lo que puedan para no morir, pero si eso pasara, entonces papá/mamá/abuela/abuelo/tía (en dependencia de a quien los niños están preguntando). Asegurarles que siempre va a estar alguien para cuidarlos.

Está bien decir “No sé”.

Como padres muchas veces sienten que deben tener una respuesta para todo, pero está bien si no puedes responder una pregunta de tus hijos. Puedes responder: “Yo nunca he muerto antes, así que no estoy muy segura. A veces nuestro cuerpo deja de trabajar y no sabemos muy bien el porqué.”

Puedes establecer límites que sirvan a tus hijos a sentirse apoyados.78bd7418e6ac4b4b9ddfbfec57499318

Si tus hijos están hablando de la muerte con otros niños de una manera inadecuada, habla con ellos sobre la existencia de tener un tiempo y lugar seguro para hablar juntos sobre muerte.

Para ayudar a los niños que se ponen muy tristes debemos ser honestos, abiertos- y lo más importante- celebrar la vida de la persona.

Anime a sus hijos a iniciar un proyecto de arte o una entrada de un diario que capte algún recuerdo o el amor que sentía por la persona que ha fallecido. Recuerda que queremos ayudar a nuestros pequeños a conservar recuerdos gratificantes de sus seres queridos para que los lleven consigo por el resto de sus vidas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s